Reason and effect

Reason and effect

Un lugar donde lo imposible, se vuelve una realidad ¿Qué espéras para demostrar tu valentia ante lo desconocido? Regístrate!
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» pon pareja al de arriba
Miér Jul 28, 2010 6:37 pm por

» life style
Jue Mayo 20, 2010 12:08 am por

» LA MASCARADA [partida]
Miér Abr 07, 2010 10:17 pm por

» ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]
Dom Feb 21, 2010 12:58 am por

» Incomprensión [Ishtar]
Sáb Feb 20, 2010 9:27 pm por

» Laberinto de pesadillas (Ishtar y Libre)
Jue Feb 18, 2010 9:49 pm por

» ~ LA MASCARADA ~[Inscripciones]
Lun Feb 15, 2010 12:28 am por

» Buscando una sutil solución [Libre ^^]
Dom Feb 07, 2010 5:45 pm por

» Registro de Avatar
Dom Feb 07, 2010 5:38 pm por

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Mar Jul 09, 2013 8:13 pm.
Administración
Mejores posteadores
Ishtar
 
Cati Freundt
 
Romina Owen
 
Léa
 
Tristán Nepher-Owen
 
Beldandi
 
Johann Green
 
Sorha
 
Alexander De Angelis
 
Lyan Nepher
 
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Afiliados

Comparte | 
 

 ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]

Ir abajo 
AutorMensaje
Léa
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 95
Fecha de inscripción : 04/10/2009

MensajeTema: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Mar Dic 01, 2009 4:31 pm

Aquel maravilloso tiempo en el que los humanos corrian despavoridos por las calles ante la precencia de un ser supremo como lo somos los vampiros, ya no es la misma, ahora simplemente nos ven como simples seres que se enamoran de los humanos y que solo bebemos sangre de animales sin duda alguna solo me limito a decir

-que reverendo asco!

Aquellas palabras salen de mis labios cada cinco segundos, debido al cambio de insignificante especie, ya que la literatura se a limitado catalogarnos como seres inferiores, algo que es todo lo contrario, somos y seremos la raza dominante. Como olvidar las miradas de horror, los gritos de histeria y aquella sensación de dolor que solo los humanos pueden sentir, si Sorha viera en lo que nos han catalogado, seguramente saldria de ese perfecto escondite para destazar aquellos que nos han convertido en una simple raza fantasiosa.

De nuevo en Berlín hermosa ciudad llena de humanos deliciosos, y por que no decirlo rodeada de vampiros dignos de ser un ejemplo a seguir, pero no tan buenos cazadores como lo soy. Las calles rodeadas de gente, algunas algo vacias, otras abarrotadas sin mencionar el lugar predilecto de nosotros los hijos o bastardos de la noche, el cementerio, lugar al que acuden los humanos en busca del descanzo eterno, simples "patrañas" el descanzo eterno jamas se logra hasta que eres como los bebedores de sangre.

Siempre he acudido al cementerio, lugar que con el paso de los siglos ha dado cambios magestuosos en su arquitectura, antes no tenia ballas o rejillas portectoras y mucho menos veladores, con el paso de los años y gracias a la modernidad fue tomando una estructura bastante "moderna" tanta cosa para solo un proposito, guardar los cuerpos putrefactos de los humano ya muertos.

Un simple vistazo basto para que solo observe y me marcahe de dicho recisnto de muerte, ya que si deseo muerte, que mejor que sea a mis manos y no por condiciones "naturales". Ahora camino en dirección contraria a donde suelo ir de costumbre, acudo al lugar predilecto de los vampiros, un lugar al que solo acudimos los de mas de medio siglo y demas antiguos, lugar rodeado de humanos dispuesto en ser como nosotros, pero que solo alcanzan un simple lugar, la muerte o la condena a ser un fiel sirviente de Hades.

Sagrado bar "The Sky" nombre bastante peculiar para los que no creemos en ese maldito vouyerista, que dice estar en todas partes; desde las afueras se logra ver un lugar con una muy mala puerta de madera casi apunto de caerse, a la vez esta casi podrida y carcomida por las pol¡llas, una pequeña luz de neon azul que mas bien parpadea como si fuera a apagarase esta a lo alto del lugar y que por fuera es muy mal oliente, sonrio llevandome las manos a los bolsillos de la chaquete color blanco, sacudo la cabeza dejando que mis cabellos se mesan con el viento y delaten a un mas mi presencia en dicho lugar, camino candenciosamente hacia el bar, contoneando delicadamente y a la vez seductora y coqueta mis caderas, miro al Vampiro de casi dos metros que se encuentra a la entrada, le sonrio y simplemente miro aquel rostro tan conocido por aquellos que gustamos de dicho lugar.

Yvan: Léa cuanto tiempo sin verte por aqui pequeña demente, dejame adivinar ¿cien años sin pasar por aqui? y mira aun te vez radiante.

Aquel vampiro de casi 300 años simplemente actua de la misma manera en la que suele actuar desde que fue convertido, aunque aun no pierde esa mirada y voz de idiota que desde humano conserva.

-Mi querido Yvan, tan galante como siempre, pero he venido un poco mas seguido, seguramente no me has visto por dos simples motivos, uno, seguro que te estabas follando a una dulce humana en busca de vida eterna, fracasando en dicha busqueda o dos, estabas como siempre matando a alguien en tus horas de trabajo.

Una delicada sonrisa se reflejo en mis labios contrastada con la risa bastante fuerte del vampiro aleman, mientras que con cierta caballerocidad me abre la puerta mal oliente dejando me entrar al bar, que vaya que contrasta con la fachada, la musica esta a todo lo que da, los ojos de los seres de la noche se eviencia, ojos color escarlata, purpura y el color de los humanos tambien, fui hacia la barra lugar donde se puede observar el lugar en su maximo esplendor, me sente en una de las sillas apoyando los codos sobre la estructura de madera, llame al barman con la mano y este llego a mi llamado inmediatamente.

-chico dame un whisky

El chico que al parecer es nuevo y humano me miro de una manera algo extraña supongo que aun no se acostumbra a esta nueva vida donde los seres como yo nos alimentamos de seres como él, pero como empleado de Angelique no se le puede tocar, asi como los mios nadie los toca. Mientras espero a que el chico nuevo traiga mi bebida me gire quednado de espaladas a la barra, apoyando en sentido contrario los codos sobre la madera, mientras observo el lugar, al poco rato el chico nuevo trajo lo que le habia pedido, dejando el vaso a un lado mio; como pude lo levante y se lo enseñe al chico y aun ser al que no habia visto nunca en este lugar.

-por ambos, por ti chico, tranquilo te acostumbraras y por ti, simplemente por que no tengo el disgusto de conocerte.

Dicho esto bebi con rapides el tan preciado licor que para los humanos es un veneno que con el paso de los años se vuelve su propia muerte, mientras que para nosotros no es nada... las gente esta a todo lo que da, los demonios deambulan por aqui como si fuesen simples transeuntes y los vampiros ni que decir, mientras que los humanos simplemente son la cena de esta noche.
Volver arriba Ir abajo
Lucian Valentine
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 27/11/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Mar Dic 01, 2009 9:16 pm

Bajo el manto obscuro de la penumbrosa noche fui de cacería, no estaba permitido asesinar a nadie cercano a la residencia pues sospecharían como lo hicieron hace siglos atrás, esos siglos en los que los imbéciles de los humanos nos asechaban con antorcha en mano, un estúpido crucifijo, ajo y estacas de madera para asesinarnos por ser criaturas malditas; los tiempos cambian y las diversiones del pasado no son iguales a las de esta época, busque por las calles aledañas una buena victima alguien que representara un reto, en mis locuras mas excepcionales una buena mujer, quizá una prostituta que calme esta maldita sed de sexo y sangre.

Mientras caminaba tarareaba una canción un poco pesada para la mayoría, mis gustos son algo excéntricos pero así es como me forjaron no solo mis padres si no aquel ser que me convirtió en vampiro con la finalidad de ser igual a ellos con los mismos ideales de criatura cruel, lo soy pero con una diferencia…

Abatido por el maldito resentimiento de que a la vampiresa que amo no puede ser mía por la simple razón de que esta enamorada de un engendro y por que me ve como un padre, me repugnaba la idea de que ella estuviera con esa miserable bazofia, si tan solo se tratara de alguien mas exterminaría con mis propias manos a esos que rompen con los principios del vampirismo.

- Joder! Acaso esta loca?
Musitaba y pensaba al unísono roce del viento entre mi cabello, al girarme por una esquina divise a lo lejos una bella dama, sus ropas me hicieron saber lo que ocultaba su inocente sonrisa, para que tanto alarde y para que tantas flores, una mujer de la vida galante.

Me acerque hasta ella y con característica voz de caballero que derrite con un solo susurro a las damiselas la invite a ser mi juguete sexual, por obvias razones acepto, sonreí con la mitad de mis labios, reverencie su presencia y por la expresión de su rostro no podía creer lo que estaba ocurriendo y menos cuando alguien tan extremadamente atractivo buscaba ese tipo de compañía. Dentro del manto nocturno su cuerpo fue mío al mismo tiempo en que mis colmillos cortaban su yugular para beber de su exquisita sangre, sus jadeos me excitaban pero su sangre me saciaba la sed que guarde por una semana. Murió feliz en los brazos de un amante nocturno tan hermoso y perfecto como yo. Vanidad? Y por que no, si todos los vampiros somos así…

Satisfecho camine por las calles relamiendo los labios para probar esa impresión de su sabor en mi boca, sin tanto rodeo llegue a ese bar tan peculiar que por varios siglos ah estado en mi hermoso país, entre sin complicaciones con esa sonrisa galante, revise el lugar escrudiñando cada rincón, los olores se mezclaban tanto que en ocasiones me dieron nauseas pero lo pude soportar gracias a mi eternidad y a ese entrenamiento, con ese paso seductor, me dirigí hasta la barra y pedí mi trago, completamente derecho y con esa presencia de caballero le sonreí a una hermosa vampiresa que brindaba por el barman y por mi.

- Le aseguro my lady que conocerme nunca es un disgusto.
Levante mi trago en honor a su brindis, bebí de el con esa media sonrisa tan embriagadora, en ningún momento deje de a la vampiresa de mirada carmesí sombríamente atractiva.
Volver arriba Ir abajo
Léa
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 95
Fecha de inscripción : 04/10/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Miér Dic 16, 2009 2:48 pm

Aquella mirada y tono de voz sumamente embriagador, hacian que la imagen de mi odioso sire regresara a mi mente una y otra vez, su sonrisa, mirada y porte denotan de un inmortal bastante antiguo, me atrevo a decir milenario quien seguramente algo trama entre ceja y ceja, ya que ningun antiguo es amante de la humanidad y de los fenomenos, que últimamente se propagan como si fuera una maldita peste; sin embargo, al dejar caer el vaso sobre la barra gire medio cuerpo hacian tan peculiar y perfecto hombre, le sonrei y sise por un momento quedabdo a escasos centímetros de su rostro, mientras las miradas chocaban lenta y sigilosamente.

-entonces me atrevo a decir que el disgusto sera para ti.

Me separe de su lado sonriendole con cierta provocación, retandole con la mirada solo por simple diversión, ya que si hay algo que no soportan los ancianos es que se les lleve la contraria en algo, y vaya que soy la especialista numero uno en ello. Mientras retaba con la mirada aquel sujeto deje un par de billetes verdes de muy alta denominación sobre la barra, cantidad que le saca facil 5 veces la cantidad que debi de haber pagado.

-conserva el cambio chico.

le sonrei lascivamente mientras salia del club, caminado lenta y a la burlona entre tantos seres, dejando que las multiples miradas se perdieran en mi, haciando que se elevase mi marcado y muy amado ego, "esto siempre es asi", pense para mi misma, mientras dejo salir una enorme sonrisa, misma que se pierde con el sondio de la musica... al salir del bar, Yvan se quedo bastante sorprendido, a lo que mi limite a decir.

-un anciano mas como Liderc

Yvan simplemente sonrio y cerro nuevamente la puerta, y yo simplemente camino lo mas lento que puedo, esperando que el anciamo inmortal, siga mi provocación y por que no, jugar,cazar y divertirme un rato, la noche es joven y yo simplemente no me canso de destazar.


OFF: sorry *O* lamento la tardanza u.u'
Volver arriba Ir abajo
Lucian Valentine
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 27/11/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Miér Dic 16, 2009 10:06 pm

Sonreí mas que esa sonrisa fue una carcajada disfrazada por mi característico y rudimentario porte supremo, satisfecho con mis palabras termine mi trago, ya era demasiado tarde cuando me di cuenta de que esa vampiresa de atractiva y descomunal belleza estaba tan cerca de mi como para sentir su gélido aliento en mi piel.

Arquee una ceja con esa elocuencia que suelo llevar a cuestas, relamí mis labios pensando antes de poder pronunciar una palabra, su postura decía que era de la misma edad que esa insolente chiquilla a la que tenía por pareja, aunque claro no como yo lo deseaba.

Me sumergí en esos ojos escarlata, que me invitaban a seguir un juego lo bastante perturbador que era casi irresistible, trataría de cualquier forma alejarme de ese pensamiento de ir a buscar a ese mal nacido y acribillarlo con mis manos, ese vigor… el solo pensar en ver su sangre correr por mis manos era infinitamente satisfactorio, suspire de fondo cuando vi que la vampiresa se escapaba dejándole una muy buena propina al barman, era demasiado dinero lo que se involucró en ese pago y supe que se trataba de una vampiresa demasiado interesante como para permitir que se fuera así sin mas nada.

Saque mi respectivo pago para mi trago y con una sonrisa encantadora coloque el dinero sobre la barra, con la misma cantidad de propina que ella había dejado después de todo el dinero para mi era tan relativo como el envejecer.

Seguí a paso normal a ese mujer misteriosa mientras se dirigía hacia a salida con una mirada de lujuria, no me costo mucho trabajo alcanzarla a unos cuantos pasos de la puerta, me adelante un poco a su camino y, aunque sopese la idea de tomarla del brazo y retenerla no lo hice pues no deseaba que se sintiera incomoda o algo mucho peor.

- My Lady… El disgusto sería no haberle conocido.
Le dije con ese tono afrancesado que derretiría, pero no estaba seguro de si ella caería o no en ese truco tan bajo, si no lo hacía era una razón más para seguirle el paso de cerca.

- Me intriga esa mirada frívola…Musite con una sonrisa en los labios llena de curiosidad, una determinación imponente surgió de mis pensamientos y entonces la sonrisa se torno de lascivia.



Off: Despreocupate corazon, todo esta de maravilla xD
Volver arriba Ir abajo
Léa
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 95
Fecha de inscripción : 04/10/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Dom Ene 10, 2010 10:46 pm

La voz del vampiro se torno un poco molesta a mi gusto, algo que sin duda sería un vedadero alago o cumplido a una simple mujer a mi me parecio mas un coqueteo barato, pero que sin duda para esta noche no esta nada mal, todo lo contrario.

Tras haber salido y estar practicamente a la deriva sin rumbo fijo, dejando que un vampiro me siga, es sin duda lo mas bajo a lo que he llegado, pero, se perfectamente bien que es lo que mejor me funciona...por lo que al escuchar su voz, simplemente me limite a sonreir como es mi costumbre, se de antemano que esto me cueste muy caro, pero es un riesgo que debo correr -cada día estas mas paranoica- me dije a mi misma tras dejar que la imagen de Liderc mi sire, invadiera mi mente, mi ser y a mi misma, la sola imagen de ese miserable hace que me rinda y pida clemencia, algo que no estoy dispuesta hacer, ni por él y ni por nadie.
-te intriga mi mirada frivola, querido te inttigas con muy poca cosa, creeme mi mirada no es algo de lo que tengas que intrigarte.

Una delicada sonrisa se dibujo en mis labios, trayendo con ello un halo de coqueteria, mientras me dirigia a tan enigmatico ser, algo que a la vez me lleno de curiosidad, su mirada me decia que facilmente, es uno muy antiguo, su tono de voz, es bastante pasivo, en cierto modo, y su porte, ni que decir...lentamente  lo fui rodeando, aspirando su aroma y dejandome envolver con todas y cada una de las emosiones que su cuerpo despide, es sin duda alguna el alimento esencial en lugar de la misma sangre, pero, que es ese amor, que despide, es un amor fuerte, pasional y me atrevo a decir obsesivo -y yo decia que Liderc era un ser unico- nuevamente pense detenidamente, aunque realmente me vale lo que le haga a su hija o hijo.

-vaya, no me equivoque, usted  my Lord, es un manojo de emosiones, con las cuales me alimentaria sin dudarlo ni un solo segundo.

Me detuve a su espalda, susurrando delicadamente a su oido aquellas palabras, mordisuqueando al mencionar la ultima palabra su lóbulo izquierdo, con ello incrementando un lentamente una coqueteria nata que tengo.

-pero digame, ¿que es lo que quiere?, cazar o divertise, o ...ambos.
Volver arriba Ir abajo
Lucian Valentine
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 27/11/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Miér Ene 13, 2010 10:59 pm

- La mirada es la ventana a descubrir el alma.
Musite en respuesta a sus palabras, la voz paso de ser esa perfecta llena de seducción a una serene y de lo mas normal posible, estaba conciente de que tal vez mi actitud fue precipitada, me detuve a pensar un poco mejor las acciones que tomaría a continuación.

Levante el rostro al cielo, aspire el profundo olor nocturno que nos rodeaba, hacía tiempo que no me tomaba esa libertad para hacerlo y es que las preocupaciones que me rodeaban solo se concentraban en una sola persona, mas después de la estupidez que cometió mi mente no estaba segura de poder continuar con ella en el pensamiento, quería arrancármela de la cabeza y del no latiente corazón que sin duda alguna podría regresar a la vida solo para que ella fuera feliz “Maldito y miserable Lucian, que bajo has caído”. Me recriminé.

- Claro, eso solo si se posee una…Arrojé una carcajada intentando ocultar mi verdadero pensamiento, me quede petrificado como una estatua de marfil, mi rostro era inescrutable y con ello la pose en la cual me encontraba de pie también lo era, difícilmente se sabría que pasaba por mi cabeza en ese instante a menos que pudiesen leerla o saber que emoción despedía mi cuerpo, pero probablemente eso sería un encuentro extraordinario, mas que eso, algo que diferenciaría una eternidad de simples y casuales encuentros.

Observé que aquella vampiresa se acercaba a mi con un aire diferente, algo en ella no cuadraba a la perfección desde mi perspectiva pero no deje que mis instintos ganaran esa ocasión, tenía que concentrarme ahora que las cosas se veían prometedoras desde cierto aspecto y después de todo desde ese ángulo que me costana creer.

Sentí el susurro de sus labios a escasos centímetros de mi oído, era reconfortante, delirante, extasiante y cautivador, sonreí con la mitad de los labios y lleve una de mis manos a la altura del pecho sujetando un medallón medieval, un hábito que poseía desde humano, una costumbre, la inercia de mi cuerpo que simplemente reaccionaba a voluntad cuando mi mente se incorporaba poco a poco a lo que sucedía en el exterior al cual me negaba ver como una realidad.

La mordida en mi lóbulo me hizo apreciar de forma casi frenética el contacto de una piel a la mía, un deseo quisquilloso de hacer lo que tanto tiempo he reprimido por respeto a la mujer que amo ¿O amaba? La furia con la cual estaba viendo a esa mal nacida pudría el amor que tal vez le profese o probablemente era un estado temporal, después de todo era la primera vez que me enloquecía tanto una decisión de esa estúpida vampiresa.

- ¿Manojo de emosiones?
Repetí expectante, fruncí el ceño y sacudí la cabeza para aclararla un poco mas, un vampiro normal no utilizaría ese tipo de palabras para describir a otro al menos que.. “No” Me respondí a mi mismo y sonreí una vez mas continuando con aquel juego que inició un par de segundos atrás.

- Mi lady, no es prudente alimentarse con algo que cambia drásticamente…Le sugerí con una voz aterciopelada, tranquila y esa media sonrisa en mis labios que me caracteriza por mas de un milenio.

- Busco “Distracción” sin importar de lo que se trate.
Me gire para verle el rostro, quedamos a escasos centímetros de cercanías y entonces arroje una sonrisa con un pequeño jadeo seductor, era inevitable hacerlo ya que estaba en mi naturaleza actuar de esta forma.
Volver arriba Ir abajo
Léa
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 95
Fecha de inscripción : 04/10/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Jue Ene 14, 2010 11:04 pm

Altiva, demencial y seductora


No habia otra manera mas exacta para describirme frente al vampiro, que por cada uno de los movimiento que realiza, me confirma que estoy frente aun ser casi o ya milenario, rasgos que son muy faciles de descubrir, su mirada y su vibrato en la voz, corroboran lo que ya sospechaba desde el momento en que mis ojos chocaron con su mirada carmesi. Atentamente escuche cada una de las palabras que el ser inmortal dejaba salir de sus labios curveando la sonrisa la escuchar "las emosiones cambiantes", algo que tiene una simple y sencilla respuesta mas sin embargo me resarvare por el momento a responder, ya que me limitare a observar y escuchar a lo que tan peculiar inmortal tiene para mi.


Cada palabra y movimiento hacian que su imagen se vaya difuminando y comenzara aparecer la imagen de mi amo, verdugo, amor, padre y sire a la vez; la imagen de Liderc era cada vez mas recurrente en mi mente, por lo que me obligo en varias ocasiones a ladiar la cabeza, discimulando una mueca de asombro ante las palabras del vampiro. Pero mi silencio bastante marcado por esos minutos, se vio interrumpido, por un acto de lo mas usual un jadeo de lo mas tentador llego ami, algo seductor, mismo que cada vampiro goza...¡sagrada seducción nata!, insita a cometer actos de lo mas depravados y sadicos, actos que son esencialemente...mi especialidad.

Ante las ultimas palaras lance una pequeña morida al aire, sisando lentamente la lengua, para luego apartarme lentamente del cuerpo del inmortal comenzando a alejarme y darle la espalda a tan peculiar hijo de la noche, dejando escapar una risa traviesa y burlona a la vezpara luego hacer girar el cuerpo lentamente hacia el vampiro para mirarlo fijamente.

-número uno; las emosiones... es cierto son muy impredecibles, pero si las sabes controlar y hacerlas manejar a tu antojo, quedandote con la que mas te apetesca, haciendo que cresca y cresca hasta que el ganado, simplemente-miro detenidamente al vampiro, primero con inocencia y haciendo que cambie la mirada lentamente- hasta que... se muere, obvio, no desperdicio la sangre, ademas ¿que vampiro desperdicia tan preciado liquido vital?, yo no.

Aquellas palabras simplemente fueron un estado de burla e insolencia de mi parte, algo que es mas que caracteristico en mi persona, por eso mi amado y odiado sire me busca para que pague o mas bien para que le siva por el resto de mi eternidad, algo que no pretendo hacer en lo absoluto...pero dejando atras a Liderc, mire nuevamente al inmortal, comenzando acercarme a él, lenta y seductoramente, preparando las palabras apropiadas para continuar.

-Número dos, Distracción, eso es muy sencillo de encontrar y mas si...

Antes de culminar con mi pequeño monologo, un efluvio sucio llego hasta mi nariz, haciendo que aspire profundamente y sonria por debajo, aquel olor me hizo estremecer por completo, haciendo lo mismo que los humanos cuando sienten un esclofrio, pero yo deje salir un pequeño gemido que me hizo vibrar por dentro, acto que por inercia, hizo dirigirme hacia donde ese olor se desprende, corriendo a gran velocidad sin que me diera cuenta, me tenia completamente hechizada, mientras que mi mente solamente pensaba una sola cosa...su sangre.

Sin mas llegue hasta donde la sangre sucia estaba,  aspire profundo, y corrobore que se trataba de un mestizo de sangre vampirica y de un asqueroso perro, sin duda solo ensucian la sangre pura y perfecta de lo seres de la noche, la sangre perfecta y unica superior sobre la faz de esta tierra.

-vaya, vaya, vaya..que tenemos aqui, un fenomeno mitad vampiro, mitad perro, debe dedio ser algo grotezco ver a un vampiro encima de un perro, pero en fin...que se tiene com resultado -mire al mestizo y de un agil movimiento llegue hasta su espalda- un fenomeno apestoso que esta noche sera mio- relami obsenamente su cuello, aspirando su aroma,- hasta nunca fenomeno.

Luego de estas palabras comence a succionar su sangre, alimentandome de tan suculento espcimen, ya que si los humanos saben bien, los mestizos son mi platillo preferido, por varias razones, uno su sangre es sumamente dulce y caliente y dos limpio el mundo de mas fenomenos que solo ensucian el buen nombre de los vampiros... poco a poco y gota a gota saboree al mestizo, dejando salir pequeños gemidos y jadeos satisfactorios, hasta que el corazon del mestizo se detuvo, perdio fuerza y murio...por lo que deje caer su cuerpo al suelo, para luego con el tacón de los zapatos, quebararle el cuello y luego clavarle el mismo tacón directo en el corazon para que no tenga opción de volver a la vida.

-sin duda un pequeño aperitivo antes del gran banquete...nada mal para estar comenzando la noche.

una risa burlona y sarcasticas salio de mis labios miestras admiro a mi presa que yace en el suelo inerte... se que una madre esta noche llorara a su pequeño retoño, algo que me importa muy poco.
Volver arriba Ir abajo
Lucian Valentine
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 27/11/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Lun Ene 18, 2010 12:03 am

Observe cada uno de sus movimientos con esa sonrisa en mis labios, ya estaba mucho mejor que hace unos cuantos segundos atrás, sin duda la compañía es la mejor de las pociones para olvidar algo que no es de nuestro agrado, se que no puedo aparcar por completo su figura, su pensamiento, las formas que encuentra dentro de mi para adueñarse de gran aparte de mi mente, era mas que obvio que no se me facilitaría dejar en el olvido a esa vampiresa que con el hecho de pronunciar su nombre resultaba ese vacío en mi inerte corazón.

Vacilé un poco antes de poder responderle a esa mujer frente a mi pues había notado las palabras adecuadas en su comentario para separarlas y formular preguntas, sin embargo, podía ser un error aunque ¿Cuántas veces me he equivocado? La forma mas petulante de mi salio a flote con esa pregunta, nunca había tenido un error en la vida, menos en la inmortalidad, pero algo no cuadro del todo con mi ecuación y entonces simplemente sacudí la cabeza al encontrar el mayor fracaso de mi existencia. Me carcajeé evitando sumergirme en ese dolor tan paralizador en el que había estado varios días, fácilmente me deje llevar por otras emociones dentro de mi.

Abrí la boca para responderle al final y de pronto desapareció en la obscuridad de la noche, un efluvio recorrió mi nariz hasta posarse sobre mi garganta la cual ardió de desaprobación al encontrar un asqueroso hedor proveniente de esta, mas sin ponerle peros seguí a la vampiresa, al reconocer entre la mezcla de olor algo que me intrigo bastante.

Entre mas me acercaba al lugar apropiado el efluvio chocaba contra mí maldiciendo mil veces la existencia de ese tipo de criaturas, un miserable híbrido estaba cerca, sacudí la cabeza imaginando que si se trataba de una visita inesperada a Ishtar no la encontraría y sería yo quien destruyera sus sueños de estar junto a ella, una malicia de grandes proporciones sacudió mi cuerpo, sería divertido darle caza a ese engendro después de todo, el dolor de Ishtar desaparecería con el paso de los siglos como lo hizo cuando Ezequiel le entero la espina de la traición en su pecho.

Llegué tarde al encuentro con esa abominación y esta vampiresa ya había terminado con esa peste, me quede mirándola con cierta envidia pues había asesinado a algo que yo deseaba tener en mis manos más que nada por el momento. Sonreí por debajo y admire la fuerza de esa vampiresa, que después de sus primeras palabras antes de esto me resultaba más interesante.

- Disculpe pero… Controlar emociones y manejarlas a nuestro antojo, es por demás exquisitamente pervertido.
Me recargue sobre una pared, colocando la planta del pie derecho sobre esta y cruzando los brazos a la altura de mi cintura, sin permitir que mi sonrisa se borrara de mis labios.

- Si, lo sé, se lo que se siente manejar las emociones de esa forma en la que usted me lo describe y créame que me es adictivamente satisfactorio para con mis victimas.
Me volví a carcajear, no era sádico, tampoco un completo malhechor, pero dejando atrás esa postura de caballero con la que fui forjado mi mente aun mantenía secretos que guardar y uno de ellos era esa doble vida que poseía.
Volver arriba Ir abajo
Léa
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 95
Fecha de inscripción : 04/10/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Lun Ene 18, 2010 12:43 am

Cuan dificil es acabar con una escoria que no tiene el mas minimo sentido de lo que es la vida eterna?


La respuesta es muy sencilla, solo le arrancas el corazón...si suena extremadamente trillado, pero aquellos que gozan de tan patetico don, el cual es el palpitar de un simple organo, que solo bombea sangre y nada mas, es tan sencillo acabar con uno de ellos, es tan facil y sencillo, una simple porqueria como ello, no debería de existir, no son mas que un estorbo que se entorpece la gran geranquía de las razas...¿que si odio a esos engendros?, no es eviedente, es mas que cierto y claro, por una de ellos me cambiaron, por una sangre sucia me dejaron y por una como ellas tengo el cuerpo como un maldito mapa topografico, el cual se lo debo a mi maldito sire.


Sin embargo el silencio de la noche y el olor a muerte se ve interrumpido por el resonar de la voz varonil y gracial del inmortal que deje minutos atras, su voz fue lo que me impuso a encajar hasta el fondo el tacón del zapato en el corazón del mestizo, girando el tacón a cada momento, como si estuviese apangando una colilla de cigarro con él, para luego retirarlo con bruscamente, desgarrando parte de la piel del mestizo ahora acciso. No pude contener una risilla al culminar el pequeño y consiso discurso por parte del especimen de ojos carmesi, obligandome a girar el cuerpo y mirarlo nuevamente.

- pervertido?, no hay nada mas pervertido en este mundo que surcar lo prohibido m Lord, eso mejor que yo lo ha de saber-musite graciosa y educada, para que luego no handen diciendo que una una gitana en vida humana, no es educada- pero que grocera soy, aun no me presento, bueno mi carta de presentanción la ha visto- desvio la mirada hacia el mestizo muerto, sonriendo ampliamente- mi nombre es Léa.

Hice una gracial y coloquial reverencia, misma que era caracteristico de la epoca en la que naci, que Liderc me obligo a prender a punta de golpes y flajelaciones, puesto que una gitana apesar de su clase, tiene que tener educación...lentamente incorpore el cuerpo, mirando fijamente a los ojos al inmortal, deseosa al menos de saber su nombre, o si prefiere manterse callado, eso es lo demenos. Lentamente y sin permiso alguno, tome una de sus manos palpando como si buscase algo mas, mirando la palma y sonriendo sin nada en especifico, sin embargo mi vista se quedo fija en una de las venas de la muñeca, su piel marmoleada evidencia la vena que debe de correr sangre, misma que una maldita tentación, por lo que levanto  la mirada y susurro lentamente creca de la comisura de sus labios.

-apuesto lo que sea, a que tu sangre es una droga sumamente adictiva.


Es mas que evidente la respuesta, pero aun mas evidente lo que hara...Lentamente beso la superficie de estos, descendiendo hasta el cuello y encajando los colmillos en su piel, sumergiendolos en lo mas profundo, bebiendo gota a gota nuevemente ¡no hay sabor mas placentero que el sabor de la sanre de un inmortal!, me dije a mi misma, dejando que un gemido satisfactorio salga de mis labios, un gemido mas que plancero es extasiado, deliciso y a la vez pecaminoso, puesto que el dulce y adictivo sabor es un placer que no cualquiera puede tener.

Lentamente me fui separendo del cuello del vampiro, al cual sin permiso alguno mordi, me importa un verdadero bledo si queria que lo muerda o no, yo no suelop pedir permiso a nadie; Al separame sentia la garganta ardiente, mi cuerpo me pide mas y mas, mi ser grita que le propicie aun mas, la razón la he perdido por completo y un deseo lujurioso comienza a crecer a un mas, la intesidad y la euforia son parte de mi sentir, ¿quien lo diria?, nuevamente la lujuría se apodera de mi.
Volver arriba Ir abajo
Lucian Valentine
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 27/11/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Miér Ene 20, 2010 4:01 pm

La visión de un tacón enterrado en el corazón de una terrible infamia como un híbrido, fue de lo más reconfortable posible, esta mujer que entre sus pies hacía sangrar brutalmente el cuerpo de un descarrío, me hizo sentir una vida que hasta hace un par de siglos no tomé en cuenta, ahora se lo que se siente querer tomar la venganza como forma de vida, pero tal vez, solo tal vez me detendría un segundo a sopesar la idea antes de acabar con mi enemigo ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla, si llego a lastimar a ese híbrido con el cual Ishtar tuvo sus deliberados encuentros, ella desangraría su corazón de forma metafórica y yo no soy capaz de verla nuevamente con dolor así. Pero por otra parte esta la posibilidad de que si ya no existe mas en la vida de mi amante ella estaría sola y me necesitaría mas que nunca; no tiene por que enterarse de que fui yo quien asesino a su amado ó ¿Si?

Ahora la sonrisa de mis labios ya no era esa que solo se expresa con la mitad de ellos, si no que tomo un nuevo rumbo, en donde la figura se paso por completo sobre estos dejando ver los colmillos de una manera feroz. Me inclino hacía delante con tal descriptiva sonrisa, arrojo una mirada lastimera y enfermiza al inerte cadáver de un mestizo como aquel, tomo la mano de la bella dama que me acompaña esa noche y la beso en el dorso, como cual petulante caballero, esta por demás así me cree, en esa terrible época nací, no puedo renovar tan fácilmente décadas, siglos de antigüedad.

- Un gusto conocerle, mi nombre es Lucian Valentine.
Despegue lentamente los labios de su piel marmórea, dulce néctar y encanto delirante de una piel inmortal. El roce de mis labios con esa parte de su cuerpo envolvió mi ser en una ligera capa de promiscuidad, la verdad es que la vampiresa no estaba tan mal, ese cuerpo de Diosa, su mirar, mas que nada la actitud de control ante todo me enloquecía, alguien tan jovial que con tan solo mirarla despertaba el mas bajo de todos los placeres.

- Quieres probar?
Pregunté ante el comentario de mi sangre, una respuesta por demás lógica. El movimiento seguido a sus palabras no fue para nada impredecible, el beso fue apetecible, la vampiresa continuó hasta decender por mi cuello y encajar allí sus afilados, perfectos y cómodos colmillos, jadea ante la succión de mi sangre, el sabor de este líquido al pertenecer a un inmortal es sumamente delicioso pero no cualquier vampiro posee en ella algo que verdaderamente valga la pena, pues la sangre al igual que los vinos, añeja es de lo mas exquisita.

Sonreí con un leve jadeo pronunciado desde mi garganta al verla sumergida en la delirante adicción que le provoco ese contacto de lo mas natural, se separa de mi despacio pero aun siento la punzada de su mordida en mi cuello, lo cual encuentro de lo mas gratificante posible.

Percibo en ella aquella encantadora y sublime emoción que nos enloquece a todas las criaturas, un pecado capital que durante milenios ah prevalecido en este mundo tan jodido. Abraza mi cuerpo sin sentido la lascivia que provoca en mi una mirada frenética y demencial como la de esa majestuosa vampiresa ¡Lucian, esta noche cenarás como todo un rey!

Me acerco hasta ella, la tomo por su diminuta cintura con un solo brazo, con el otro ladeo parte de su cabeza y cuello hasta hacerle un lado su cabellera y así despejar el camino a mi acto consecuente, bajo la cabeza hasta su cuello, abro la boca deliberadamente y encajo en su tersa pero dura piel mis colmillos que ahora junto a los músculos de mi boca succionan incasablemente la sangre de dicha mujer.

- No creíste ser la única o ¿Si? Mademoiselle
Susurre a su oído con un jadeo mas.
Volver arriba Ir abajo
Léa
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 95
Fecha de inscripción : 04/10/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Miér Ene 20, 2010 10:40 pm

Sublime, no hay palabras más exactas que esas.


Sin permiso alguno y casi de la misma manera en la que yo misma me había tomado la libertad de retenerlo, el vampiro que se hace llamar Lucian, me atrajo hasta su cuerpo, rodeándome con uno de sus brazos haciendo que parte de mi cabello cubriera mi rostro debido a la fuerza empleada, sintiendo un leve estremecimiento en el cuerpo, esperando lo mas predecible, a sabiendas de lo que esta por venir. Lentamente y como si me tratase como un figura quebradiza, retiro el cabello de mi cuello, tocándome y provocando una sonrisa gratificante en mi rostro, se que lo que realizara y mas por mi atrevimiento.

Puedo sentir su respiración sobre mi piel, es mas puedo sentir como lentamente sus colmillos están deseosos de encajarse en mi piel, abrirla y casi desgarrarla; sin previo aviso, y sin espera alguna, su colmillos se introdujeron en mi piel escuchando el crujir de la piel al contacto de estos en mi, jadee de placer, sin duda el placer mas exquisito que un inmortal puede sentir, no puedo negarlo, no hay nada mas excitante que sentir como lentamente lo filoso de los caninos, se encajan en la piel, la desgarran lentamente y la boca comienza a succionar, de tan preciado liquido, sin duda es verdadero placer de los dioses para nosotros. Los labios Lucian, provocan una excitación en mi cuerpo, reflejada en por varios jadeos que salen de mis labios, al sentir como bebe y me desgarra la piel, elevándome al placer mas adictivo y gratificante que se pueda llegar sentir.

-Muerde mas fuerte- Mi voz fue como un grito de suplica, ya que mi cuerpo me pide mas, si, tengo la vena algo sadomasoquista, ese sagrado dolor, enloquece mi cuerpo, eleva mi ser al placer mas exquisito, y a cada mordida, para mi son como un dulce beso, sobre mi piel. Casi podía sentir como aquel ardor recorre mi piel por el gratificante sentir, es mas, es como una punzada en mi cuerpo que clama a un mas.

Poco a poco fui separando el cuello del vampiro, si llegar siquiera a separarme de su cuerpo, me quede mirando su rostro por un instante y la sangre que brota de la comisura de sus labios, ocasiono que perdiera a un mas la cabeza, por lo que simplemente sonreí maliciosamente, perdiéndome en sus labios por un momento, besándolo frenéticamente y con una pasión descarriada, sintiendo su gélido aliento, mezclado con el sabor del a sangre provocando un delicioso sabor, pero seamos honestos, esto no es lo que enciende la llama de la pasión…al menos no para mí.

Al separarme nuevamente de él, sonreí altivamente, permaneciendo en silencio, observando como sus facciones completamente perfectas, cambian con solo beber un poco de tan preciado liquido que vuelve loco a cualquier inmortal…pero si deseamos que las pasión crezca, que sea muy a mi manera; retrocedí unos pasos, permaneciendo una distancia de lo mas prudente y así, sin mas simplemente le lance un golpe al rostro, rompiéndole la nariz, ya que el crujir del tabique delato la fractura.

-Lo siento soy muy impulsiva -O como muchos me catalogaran, una maldita vieja bipolar o con el siclo menstrual, pero nada de eso, simplemente así soy, ¡por todos los dioses la noche es joven !y, no hay nada mejor que una pequeño enfrentamiento, antes del siguiente paso..-vamos, un golpe no me va a matar…¨¡que mas da! Ya estoy muerta- reí con gracia ante mis propias palabras, sin duda, soy una vampiresa completamente diferente a las demás, soy a lo que una de mis victimas me dijo antes de que lo matara -“tienes una pose distintiva Léa”- y la verdad marco la diferencia entre sucia y maldita vampiresa enamorada o como una completa estúpida amante de los humanos y sangre sucia y obviamente yo, sádica y masoquista.

Nuevamente y sin previo a viso, volví a golpearlo esta vez marcándole el rostro, casi desgarrando su piel, la sangre que despedía me obligo a tomar su rostro con fuerza, encajando las uñas en su mentón, obligandolo a mirarme, haciendo que ambas miradas carmesí chocaran, pero su sangre fue mas adictiva, por lo que acerque su rostro hasta mis labios, relamí obscenamente su piel y deje que se sacie por un instante esta maldita sed que me quema por dentro.-sin pena querido, golpéame, supongo que me lo merezco por ser una mala niña- musite con una voz angelical y seductora, si, suelo ser una caja de Pandora, por un momento soy agresiva y al siguiente no tienes ni la mas remota idea de lo que hare.
Volver arriba Ir abajo
Lucian Valentine
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 27/11/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Mar Ene 26, 2010 3:35 pm

Las consecuencias de mis actos jamás han sido medidas y en esta ocasión no hice lo debido a una excepción, mis sentidos se encontraban tan despiertos como los de un recién nacido (metafóricamente), cada uno de los movimientos ejercidos por ambas partes conllevaba a una circunstancia quizá predecible o tal vez no tanto, lo inverosímil de esta faceta de mi nueva vida era que pese a las mundanas esperanzas que poseía, el alejarme de Ishtar no fue tan doloroso como pensé y que mejor aun cuando se tiene una fiera como compañera.

El destino me tenía preparada una noche repentinamente bien proporcionada ya que de un instante a otro la majestuosidad de esta mujer me llevo al borde de mis límites, estaba enloqueciéndome, siglos de no tomar el hilo de mi propia vida, esto sería mas que una noche de diversión lo llamaría EL DESPERTAR…

El golpe que me ha dado Léa no fue más que si no una simple caricia, esas que solían perpetrar mis sentidos en la época de aquellas tormentosas y agonizantes batallas en las que participe como el príncipe de la obscuridad.

Me quede de pie con esa sonrisa socarrona en el rostro, mientras reacomodaba el tabique de la nariz en su respectivo lugar, la sangre se hizo presente a poco tiempo de que esta me tiro el golpe, sin duda una apasionada vampiresa que me incitaba a cometer los crímenes mas despreciables para mi. Escuche sus palabras sin dejar de sonreír, ¡Que hermosa ninfa de maldad! Exclamé para mis adentros mientras la observaba libidinosamente, saboreando cada una de sus curvas femeninas, cada uno de los rincones mejor guardados, esta intimidad de mujer que poco a poco me hacía explotar, estallar las emociones que me rodeaban y si a eso le agregamos las que ella misma despedía era una coalición magnifica y digna de hacer estallar en miles y millones de fragmentos de placer.

- Yo jamás golpearía a una mujer.
Dije con mi voz gutural y la misma sonrisa de siempre, quizá la decepcionaría mi comentario pero aun no terminaba de interpretarlo y el movimiento seguido sería aun más repentino eh imperdible que nunca.

Sin embargo, mi movimiento se vio truncado por los de ella quien me hizo sangrar nuevamente tan solo para que mi sangre ganara la batalla en seguirme golpeando, la verdad es que ese desprendimiento de carne, si se le puede llamar así, fue placentero, recordándome una batalla de hace mas de 6 siglos, solté mi carcajada, era demencial y burlona, al fin me había dejado caer en las garras de una mujer de tal vez mi calaña.

- Dado que tu no eres ninguna mujer…
Musite en su oído mientras rápidamente me colocaba detrás de ella, la tome por su larga y negra cabellera, la furia que encerró mi puño salió descontroladamente, la gire con una gran sacudida mientras forcejeé para que sus caderas quedarán cerca de más cerca de mi, reacomode mi cuerpo y con un movimiento sordo hice que mi miembro se pegara hasta su trasero, aun la sostenía de la cabellera pero con la mano libre comencé a acariciar su vientre y cintura.

- Eres mucho más que eso.
Susurré lambiendo lujuriosamente su oído y cuello, hasta que con un aventón la separe de mi, la gire para que quedara frente a mis ojos, sonreí de lado y la golpee con una patada en el vientre de la misma, me arroje en contra de ella y aprovechando la obscuridad de la noche desgarre su atavío sin mas preámbulo para ver saborear mucho mejor su figura de mujer.



(OFF: Una enorme disculpa por el retraso)
Volver arriba Ir abajo
Léa
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 95
Fecha de inscripción : 04/10/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Mar Ene 26, 2010 10:24 pm

Por un instante la sonrisa fue mas que un gesto algo escaso en mi rostro, no puedo negar que por un simple instante me decepcionaron sus palabras, pero vamos, que yo no soy una mujer, al menos no con vida. Sin mas sonreía ampliamente, la demencia era mas que evidente en el vampiro y por así decirlo, rebasa lo que mi amado y odiado Sire despierta en lo mas profundo de mi ser, si, rebasa  absolutamente cada gesto que Dominic provoca con una sola sonrisa.

La sonrisa demencial, que se dibujo en la comisura de los labios del vampiro, confirmaron mis sospechas, era mas que obvio que pensamos casi de la misma manera, dementes de la noche y desquiciados por la sangre, lo que por tanto tiempo estuve buscando esta noche ha llegado. Sin mas la burla que Lucian hizo a mi mirada, fue exquisitamente perfecta e idónea, sentir su cuerpo contra el mío, y el rosar de sus frías y marmoteadas manos, sobre mi cuerpo, encendieron lo que ya era mas que evidente, la llama de la lujuria, mi pecado predilecto, había avivado a un mas, el jalón de mi melena, provoco un gemido placentero y una risa que evidenciaba mi placer ante tan cariñosa caricia, los forcejeos y sacudidas ocasionaban un gesto muy placentero en mi rostro llegando a dibujarse una sonrisa algo “burlona”, la fuerza ejercida sobre mi, solo es una caricia aterciopelada que eriza mi piel.

El éxtasis estaba completamente alojado en mi cuerpo, el tacto de su miembro solo ocasiono un jadeo prolongado, pero mas que un simple jadeo fue un  elirante grito de suplica por sentir y experimentar mas de brutalidad, de su fuerza, de su demencia y poca delicadeza hacia un simple mortal, pero una caricia regocijada y deliciosa sobre un cuerpo que solo pide la demencia y poca elocuencia. En la mente solo tenia una simple cosa, mas y mas, y se que este ejemplar caballero de demencial mirada esta mas que dispuesto a demostrar a una simple gitana que solo degusta de un placer pecaminoso ante la mirada inocente de un hombre.

Lentamente fue recorriendo mi cuerpo, rozando sus gélidos dedos por mi cuerpo, ocasionando que riera por la bajo, perdiéndome en el placer y esperando el cambio, ya que todo tiene un cambio.-soy mas de lo que imaginas- musiste en respuesta a las ultimas palabras que salieron de los labios del rubio, y dejando que su lengua provocara un estado despertara lo que ya por mucho es bien sabido que se duerme en mi cuerpo.

El golpe solo me hizo encorvar el cuerpo y me carcajeara ante su ataque, y dejarme caer al suelo por su embestida, sintiéndome despojada de mis prendas, pero por que mirar si se puede hacer algo más. –Mi lord, es justo lo que esperaba- me incorpore hacia el cuerpo del vampiro, sujetando parte de su nuca con mi antebrazo y me perdí en sus labios, besándolo apasionadamente sin importarme un verdadero bledo que mire tan erótico acto.

Poco a poco fui arqueando el cuerpo, hasta acorralarlo a la pared, me separe de delicadamente de sus labios, y con suma delicadeza fui desgarrando con las uñas la camisa de Lucian, admirando el perfecto y torneado dorso del vampiro, por lo que relamí la comisura de mis labios, saboreando el cuerpo de tan perfecto ser, admirando e imaginando algo que sabemos a la perfección en que terminara.

-como lo prefieres ¿dulce o común?, ¿ocasional o el placer que solo un díos puede otorgar?... dime, o prefieres que lo haga a mi manera.

Mis manos comenzaron a recorrer el cuerpo del inmortal, arañando la piel y dejando que los hilillos de sangre comenzaran a manchar su marmoleada piel, llegando hasta la pretina del pantalón y descendiendo por la tela hasta su miembro, haciendo un gesto inocente al palpar a su “animal salvaje”, que presiento que esta dispuesto a salir y atacar. –dime… que comienzo a perder la paciencia- lentamente me acerque y pegue mas a su cuerpo, relamiendo el sudor que ligeramente brota de su cuerpo, rozando finamente mis colmillos con su duda piel, aspirando su aroma y ansiando que la noche nos otorgue el placer que solo los dioses y nuestra madre, la reina de los inmortales no ha regalado a dos vástagos, amante de su linaje. 

(off: no pasa nada ^^... no hay problemilla xD)
Volver arriba Ir abajo
Lucian Valentine
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 27/11/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Miér Feb 03, 2010 5:32 pm

Mas que demencial, esta vampiresa estallaba en llamas todos y cada unos de los placeres que prohíbe la iglesia, suerte para mi que no soy para nada una criatura que sigue las convicciones infundadas por un simple hombre al que se le ocurrió este tipo de cosas. Los espeluznantes cambios de personalidad, esos altibajos de humor enloquecían fervientemente mi cuerpo, mi alma y espíritu, aunque digan lo que digan que los vampiros no tenemos alma están equivocados si no ¿Cómo diantres siento esta lúgubre emoción por hacer de esa mujer una esclava del sexo?

Para mi tremenda suerte me encontré con una mujer a la que le gusta este tipo de cosas, no había tenido esta oportunidad en años, mis victimas humanas no soportan por mucho las embestidas dadas por un Dios griego, son terriblemente escuálidas y me queda claro que solo sirven para ser mi alimento. Lentamente dejo que Léa haga de las suyas, si me veo envuelto en sus movimientos profanos y delirantes. Con su sola maña me arrincona hasta donde me quedo atrapado bajo sus encantos de fémina, toda una felina en celo que cual gata me despoja de la camisa en arañazos que rosas mi piel dejando unas muy perfectas heridas para saborear y disfrutar.

Observo desde la penumbra el relamido de sus labios y hace que poco a poco el éxtasis en mi cuerpo llegue intacto a mi cabeza y de allí se dispara como un misil hasta el más perfecto y por demás bien formado miembro. Si, ya estaba completamente enloquecido por ella, las facultades mentales querando atrás desde que me propició una de sus mas anheladas caricias, así es, ese pequeño golpe de delirio….

Sin querer la sonrisa de mis labios se dibuja socarrona pero también sepulcral y promiscua, una mirada con algo de elocuencia se posa en sus maravillosos ojos carmesí, esa misma mirada recorre su cuerpo de los pies a la cabeza, saboreando extremadamente su intimidad, más que eso imaginando el acto que proseguirá. Una ventana al futuro y los jadeos en lo más recóndito de mi cabeza se escuchan haciendo eco y profetizando una noche espectacular; no soy adivino pero por todo el mismo Apocalipsis esta dama infernal es más que un sueño hecho realidad.

Desde las cuerdas vocales de mi garganta se profirió una carcajada tan ensordecedora y cruel, que me libero de las cadenas a las cuales soy sometido por apariencias y claro para mi beneficio.

- Gnädige Frau… Haced conmigo lo que a vos le plazca.
Susurre con hilo de voz pues el deliberado embelesamiento provocado por ella misma ya me había consumido por dentro.

Me gusta que las mujeres pierdan la paciencia así actúan de una forma tan irracional y poco coherente que me llena del mas grande que existe: Mi propia locura que genera en mi perturbada mente miles de razones, por las cuales proseguir jugando con el fuego de mi pasión, sin importar el límite o cuantos sacrílegos besos de desprendan de mis labios, sin importar que tan libidinoso se vea esta maldita promiscuidad que solo el mismo infierno calmaría con uno de sus letárgicos castigos, pero mientras muero…

¡A disfrutar, por que aun sigo vivo!
Volver arriba Ir abajo
Léa
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 95
Fecha de inscripción : 04/10/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Dom Feb 07, 2010 12:13 am

Sagrado deseo que hace arder  el cuerpo y enloquece cada poro del cuerpo.

 
La vampiresa esta completamente perdida y sumida por el deseo que embarga su cuerpo, las llamas de la lujuria son cada vez mas intensas y el deseo de vibrar nuevamente se vuelve un exquisito delirio de emociones, deseos, placeres y bajos instintos que se desprenden ante cada sangrienta caricia que se desborda de cada uno de los dos inmortales. La tensión en cuerpo de la morena era completamente abismal, la simple sensación de predecir lo que a continuación sigue, enloquece a un mas su mente de por sí ya perversa, sin embrago las palabras de Lucian, solo provocan una ligera sonrisa, misma que lentamente se va desdibujando de sus labios, los cuales nuevamente chocan contra lo de él dejando que su manos desciendan lentamente, culminado por desgarrar la camisa del inmortal, misma que desciende como un arapo- creo que te debo una camisa- musito entre beso y beso, dejando que su lengua comience una lucha pasional contra la del rubio… poco a poco sus manos comenzaron a descender por su dorso completamente desnudo, desgarrando la piel lentamente dejando que sus dedos se vayan manchando de ese peculiar liquido que la encloquece a cada segundo, llegando hasta la cintura, lugar donde se detiene justo en la pretina del pantalón, por lo que su andar no se ve limitado, por lo que sus manos comienzan a descender por la tela que mantiene cautiva la desnudez absoluta del vampiro, por lo que comienza a frotar por encima a su crecido miembro, producto de la excitación.


De momento la presencia de un humano “chismoso” o mas bien vouyerista se hace manifiesto entre las sombras, lo que provoca que la morena desvié la mirada hacia el humano, quien devorándola con la mirada casi se lanza sobre ella para pasar una noche de ensueño… mas sin embargo la vampiresa mira a Lucian sugestivamente y hace curvear la sonrisa maliciosamente.

-nos divertimos con él monsieur.

Luego de lo mencionado la vampiresa se aproxima al humano, relamiéndose los labios saboreando lo que será un festín deliciosamente excitante, una vez cerca lo miro fijamente a los ojos, le sonrío sensualmente y rozo sus labios contra los del humano, sintiendo el choque de su aliento contra el de la gitana, para luego cerrar los ojos y perderse en su aroma, el cual la vuelve loca… las ansias de poseer y probar su sangre son tan fuertes que no soporta las ganas y muerde los labios del humano, escupiendo parte de la piel del dicho ser, mirando y escuchando los gritos de tan patético hombre, dejando que la sangre que se escurre por la boca de la inmortal, se escurra por sus labios, y como una pequeña niña traviesa mira al vampiro y se encoge en hombros.

-lo siento, no me pude contener las ganas.

Sin mas se retrocede unos pasos y nuevamente se pierde en los labios del vampiro, para luego separarse frustrando un beso que pudo culminar en algo mas intenso que en una fusión de labios… mientras que él humano se retuerce de dolor Léa se acerca a él, y clava casi la mano completa en la espalda del humano, llegando hasta los pulmones, por lo que el hombre comienza a asfixiarse lentamente, por lo que la mano de la morena comienza a moverse desenfrenadamente en el interior del sujeto, mirando como una demente a su merienda, que se debate entre la vida y la muerte… que pronosticándola será muy violenta.

-te duele querido… si, lo se… duele y tu castigo a un no termina.

Le habla mimosamente al humano, riéndose a cada segundo por que el muy entupido ha cavado su propia tumba al cruzarse en su camino, mas sin embargo, siente que le falta algo, la diversión no esta completa, ya que si la noche será intensa, que mejor que ambos cuerpo se bañen de tan exquisito sabor, y color.

- monsieur aun falta usted

La vampiresa  retira la mano con violencia y fuerza del interior del hombre, y le extiende la misma  mano al vampiro –ven… que veo que deseas su sangre tanto como yo- musita delicadamente y sonríe seductoramente al vampiro, pero antes de que este emita movimiento alguno, la morena se aproxima a el y recorre su cuerpo con ambas manos, manchando su dorso con tan exquisito elixir- si hay algo que me enloquece y excita a la vez, es verme cubierta de sangre de humanos- baja la mirada tiernamente y nuevamente la levanta y mira al Lucian- y también, me excitará aun mas verte cubierto por ella.

Delicadamente se da la media vuelta y le deja el camino al vampiro, para que haga lo que desee con el humano, para que luego ambos dancen y hagan arder la pasión sobre el miserable cuerpo del humano.



(off: espero que no te moleste pero, le daré un giro a mi forma de escribir, ya que me es mas sencillo escribir en tercera persona…. Lamento las molestias… aclarado esto…comienza lo bueno, muahahahahahaha XD… Por cierto, tu forma de escribir me es muy familiar xD)
Volver arriba Ir abajo
Lucian Valentine
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 27/11/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Vie Feb 12, 2010 9:58 pm

Una pasión intangible, un sentimiento desbordante y acaudalado de la mas efímera emoción se desprende cual llama ardiente de un potente incendio, las llamaradas de esta alocada y deliberante posición se extienden dentro de mi cuerpo a pesar de que presumo de una completa cordura. Pero la maldad siempre fue y ah sido mi mejor mentora, la maestra, la madre de mi mayor vicio. Esa terrible crueldad que durmió dentro de mi tétrico mundo, despertó con el simple roce de sus labios a los míos.

Léa… Léa… Léa… Un nombre que se compone de dos silabas, pero en esas encierra la mas grande de las dichas, un monstruo con cara de ángel, un terrible demonio que acaba con cualquiera a su paso, si… Sus manos descienden sobre mi pecho una vez mas, acentuando mis poros, validando el éxtasis que siento en este tiempo absoluto, la prenda no sobrevive al encuentro de sus dedos a mi cuerpo y es desgarrada por una suave caricia que me hace morder lo que se encuentra entre mis dientes… Su lengua.

Si existe algo que aprecio en las damas es esa determinación, ese control. La fuerza de su cuerpo para retenerme convirtiéndome en la presa de las mas bajas y delirantes pasiones ejercidas sobre el cuerpo de un vampiro con mi edad. La experiencia nunca te prepara lo suficiente para los encuentros mas extraños e interesantes de la existencia, ya que a esto que posee no se le conoce como vida, si no como inmortalidad.

La caricia que la morena le da a mi miembro enmarca mas la idea de desnudarla para hacerla mía, el desliz que estoy a punto de cometer no puede describirse con tan simple palabra. El efluvio humano hace que la vampiresa se desprenda de mis labios para sugerirme algo que no se me hubiese ocurrido en una situación como esta, asentí con la cabeza sonriendo de lado, relamí mis labios una y otra vez para no dejar de saborear el dulce néctar que impregno en mí la morena.

Admirando cada paso que daba me quede inerte, congele mis movimientos, me había atragantado con su encanto felino. El humano igual a mi, no resistió aquel hechizo arrojado sobre él y cayo en las redes de esta gran viuda negra, lo atrapó y mordió sus labios dejando salir ese líquido rojo y espeso.

- No te disculpes… Me gusta verlos sufrir.
Musite con las palabras entre dientes, estaba extasiado, el calentamiento en mi interior ardía lo bastante como para sacar vapor en una noche de frío pese a todas las posibilidades. ¡Que movimiento! La visión de una mano enterrarse en lo más profundo de la espalda es profanador. Muista palabras de una cordial invitación, antes de emitir movimiento o “señal de vida” Se acerca a mi bañándome con la sangre humana, incitándome a no permitir que se esta lujuria se desvaneciera.

- Ese es un gusto demasiado fantasmal ¿No lo crees? Sin embargo, admiro tu crueldad.
Tome su mano entre las mías, lamí cada mancha de sangre que había en hecha con movimientos obscenos de la lengua, recorrí cada parte de su brazo teñido por la mas gloriosa de las tintas, la sangre. Llegue a sus labios y los bese desenfrenadamente mientras los gritos retorcidos de aquel humano estremecían el oído mortal, un augurio de muerte.

La deja de pie y me acerque hasta el humanito, quien trataba de escapar arrastrándose como una vil víbora, lo tomé entre mis manos, rasgue sus extremidades lentamente y con una agonía extrema, sus alaridos eran mas que placenteros para mi peculiar y retorcidamente vampirica. Los huesos chasquearon al compás de la fuerza aplicada en mi mano a sus costillas, rasgue su pecho con una afilada uña, el sonido de la piel rompiéndose y el sentir la misma rasgarse debajo de mi garra, fue infinitamente enloquecedor, ese tacto dio como resultado una enajenación a mis sentidos demenciales.

Me detuve, sonreí… Abrí las costillas de este hombre dejando ver sus órganos internos, mostrando a mi dama su corazón, y ese baño de sangre que se estaba presentando como espectáculo para ella, arranque el corazón de su dueño y simbolizando sus latidos lo llevé hasta Léa, se lo ofrecí en sagrado sacrificio, pues la sangre que se guarda allí es la mas dulce y reconfortante de todas, esa sangre es la que calma el mayor vicio de los vampiros reales. El consumo del alma.

Para tal delicado detalle, me hinqué frente a la morena, extendí la mano y baje la cabeza en señal de ofrenda, mis manos goteaban la sangre del inerte corazón, esperando la respuesta de la vampiresa.


(off: No os tenéis que explicar nada, no os preocupéis. ^^ Decidme a quién se parece mi escritura y despejaré vuestras dudas ;D)
Volver arriba Ir abajo
Léa
Vampiro
Vampiro
avatar

Cantidad de envíos : 95
Fecha de inscripción : 04/10/2009

MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   Dom Feb 21, 2010 12:58 am

La incitación a caer en el pecado mas placentero que puede ser el crimen provoco en la gitana el placer mas cruel que un ser puede sentir, cada movimiento que el vampiro realiza resalta una sentir diferente, ocasiona que la vampiresa sonría ampliamente ante cada gemido y grito del humano, dejándose embriagar por el efluvio de la sangre y por la sagrada desesperación e impotencia del humano al verse indefenso de los ataques de Lucian, mismo que solo despiertan la vena masoquista que se esconde debajo de tan diminuto cuerpo que guarda el anciano y perfecto cuerpo del morena. Cada crujido de los huesos del humano, se vuelven una sinfonía celestial para los oídos de la inmortal, provocando que pequeños gemidos placenteros broten desde el interior de sus labios.

Sin embargo la mirada que en un momento fue de admiración se transforma en demencial puesto que al ver como la piel del humano se habré lentamente hacia ambos lados provoco en la vampiresa un poco elocuente, puesto que la sangre broto con mas brutalidad que en otras ocasiones, el esternón y la grasa del cuerpo humano se manifestaron y la risa traviesa de la vampiresa resonó en el callejón, mientras su vista esta enfocada en el cuerpo ya aun con vida del humano, mismo que en cuestión de segundo se esfumo al retirarse las costillas de un brutal movimiento del cuerpo del humano…¿Qué maravillo es el último suspiro de un humano?pensó detenidamente mientras su rostro se perdió un breve instante en ver como de los labios del humano se desprendió un último suspiro, notando como los ojos del mismo se quedaron abiertos y con una expresión de susto y dolor en el rostro que de acuerdo a Tánatos, su muerte fue contraría a la que él desempeña.

-si destasalo.

Musitó la inmortal, dejando que su suspiro poco elocuente se lo lleve el viento, mientras el vampiro continuo arrancando parte del interior del cuerpo del ahora inerte humano. Sin embargo un movimiento extraño cambio la perspectiva de las cosas, el vampiro arranco del cuerpo del humano el tesoro y jugoso órgano que en su interior reposa y que nutre la gran parte de su vida, su corazón. Lucian cual caballero andante de galante armadura, le ofrece en señal de admiración o lo que sea a su damisela, que es la gitana, la cual, con un gesto amable coge con ambas manos y admira como este aun gotea de sangre, por lo que se inclina a la altura del vampiro comienza a morder con ferocidad el corazón inerte del humano, ofreciéndole al inmortal parte de su “obsequio” para que ambos gocen y disfruten de tan exquisito sabor. Lentamente y con avidez a la vez la morena absorbe el jugoso sabor del órgano, saboreando hasta la última gota del s obsequio, mismo que al terminarse el jugo, los termina partiendo la mitad, perdiendo la mirada en su trofeo…

-así se rompe un corazón.

Con voz angelical y con la boca manchada de sangre sonríe ampliamente a su predador y verdugo, acercándose con movimientos felinos hacia el vampiro, llegando hasta él poco a poco, desliza sus manos ensangrentadas por el rostro del inmortal, manchándolo de tal hermoso color, perdiéndose en su mirada nuevamente, besa sus labios con delicadeza y obscenidad a la vez y se dirige hacia la oreja besa con cierta fuerza tal delicada parte del cuerpo y musita unas palabras.

- hazme tuya hasta que el aliento se me agote, hazme jadear a cada segundo, mátame nuevamente, enloquéceme a un mas e intenta borrar las malitas cicatrices que mi cuerpo esconde gracias a mi padre.

La vampiresa comenzó a deslizar las manos del vampiro por su cuerpo, dejando a relucir el mapa topográfico que Liderc a dejado en ella tras la larga vida con él, y que con el paso de los años ha aprendido a disfrutar otorgándole el placer mas extasiante que muy pocos gozan.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ¿Qué mas te puede pasar? [Libre]   

Volver arriba Ir abajo
 
¿Qué mas te puede pasar? [Libre]
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¿Compradora compulsiva? Puede ser~ {Libre}
» Algo divertido puede pasar? (Elizabeth) +18
» Canon Villanos y Antihéroes de DC
» todo puede pasar en una película de terror (priv. nikolay)
» Historias de Temática Libre

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Reason and effect  :: Europa [Zona de Roll] :: Alemania :: Berlín-
Cambiar a: